viernes, 13 de junio de 2008

Eléboro: juegos tóxicos de la niñez


Ayer gracias a una buena amiga estuve en las fauces de la muerte por atragantamiento, colapso nervioso, susto, risa y venas palpitantes a punto de estallar. Estar entre la vida y la muerte hizo que mi vida pasara como en una película ante mis ojos. Además, me llevó a reflexionar sobre la maravillosa infancia que tuve.


Mientras crecí estudié en un colegio mixto y en los recreos jugábamos a cosas tan bonitas como: agarradera, los pitufos (sólo que había más de una pitufina), chicotazo, los hombres a los espejitos en los zapatos y nosotras a levantarle al falda a quien se descuidara juego que los tights a mataron. Estos juegos incitaron en todos nosotros cierta paranoia: uno tenía que estar muy atento ante el peligro que acechaba en los corredores, detrás de las puertas, en el baño, etc. En cualquier momento alguien podía matarnos de un susto, agarrarnos, levantarnos la falda etc.

Pero además de estos juegos audaces y activos también habían otros de tipo más científico.

En este punto me parece pertinente decir que no es la primera vez que esta querida amiga pone en peligro mi vida. Ahora retomemos la parte científica.

Tendríamos 8 ó 9 años cuando dos mis amigas a las que llamaremos M y K llevaron a la clase un polvito extraño extraído de un planta nativa del cono sur. Ja! si lo primero que les vino a la mente es COCA se equivocaron se trata del eleboro fetido que nombrecito verdad.

El eléboro venía en pequeños sobrecitos que vendían sin receta médica en cualquier droguería. Nadie podía sospechar que aquel polvo del demonio que nos hacía estornudar hasta sacarnos los ojos de sus órbitas es considerado una planta ALTAMENTE TOXICA. Mentes precozmente criminales!!!! Tomen nota.


Estudie tres años de mi vida botánica pero no conocía a la famosa plantita:

Es una planta perenne. El tallo puede alcanzar 3 palmos de altura. Tiene una forma muy peculiar ya que está torcido en la base, aunque luego se endereza. Sus hojas son coriáceas (duras) y permanecen verdes durante todo el año.

Uso
- Tóxico (Fuerte)- Purgante (Fuerte)- Cardiotónico (Fuerte)
.
Esta planta resulta muy peligrosa para el consumo humano y puede llegar a provocar la muerte.
Los efectos que produce su ingestión son muy diversos: si penetra en forma de polvo provoca unas estornudos fortísimos; si se absorbe puede ocasionar, además de dolores de estómago, vómitos, mareos, sensación de angustia...
También produce el enrojecimiento de la piel (MASTER DE ALLÍ EL COLOR ROJO QUE MANTENGO, TENGO RESIDUOS DE ELÉBORO, AUN DESPUÉS DE TANTO AÑO) y la aparición de ampollas.
Y ayer Moniquita después de escapar de las fauces de la muerte pasé a la farmacia a comprar mi sobrecito de eléboro!!! No hay nada mejor que volver a la niñez. Hay que agradecerle nuevamente a JP por reencontrarnos.




7 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Lissy dijo...

ay que risa... tu amiga queria matar a toda tu clase!! eso si es un recuerdo de infancia algo twisted"!!

Moniquita dijo...

jajaja... Qué amistades las tuyas Lore, vos a saber en qué instituto nocturno estabas estudiando!!! jajaja

Que conste que seguramente también tenía sus bondades la plantita (además de hacerte reír que es gusto cuando ves los efectos "estornudativos" -jajaja- en tus amigos/as), sólo que no me las sé, pero deplano como toda planta medicinal ha de tener sus gracias! jajaja

Maravillosos esos tiempos vos, sin duda... Cada día era toda una aventura!

Por los viejos tiempos, mi querida amiga, SALUD! Definitivamente el JP nos hizo un GRAN favor... Ayer sentí como si el tiempo no hubiera pasado nunca!!! jajaja Esas carcajadas ya las extrañaba!!! :o)

Un abrazote,
M

PS: Ya haré mi respectiva investigación sobre la plantita, porque "tan" nociva no creo que haya sido!!! jajaja (Pero por si las moscas, también voy a averiguar del paradero de "K" porque mi querida sí era adicta al polvito! jajaja)

Chicaborges dijo...

Tuve que suprimir un par de comentarios que atentaban contra las buenas costumbres. JAJA. Son cuentos Master.

Moniquita dijo...

Esto último que escribí es SIN ALBUR!!! jajaja

Anónimo dijo...

HAY DISTINTAS CLASES DE ROJO, EL TUYO LO CALIFICARIA DE ROJO ASFIXIA, ABRAZOS DEL MASTER

Chicaborges dijo...

Ya viste lissy que soy una sobreviviente!

Era la correcional para señoritas número 20. Y todas teníamos pseudónimo. como que costó quitarme los tatuajes.

Si imaginate asmática y mis amigas dándome esos polvitos. De pura suerte no pasé a morado cadáver.