lunes, 21 de julio de 2008

Mi Nahual


Mi Life coach me mandó mi Nahual. Pronto se irá de viaje y quiere que me quede protegida.

Según sus lecturas soy libra en el horóscopo occidental, tigre de madera en oriental y mi nahual es el AJ

Se simboliza con la caña o la milpa.

Es el símbolo que dejó Hunapu e Ixbalanque de su vida, cuando sembró la caña en medio del patio de la casa de la abuela. Es también símbolo resurrección y del triunfo del bien sobre el mal.

Se relaciona con todo lo del hogar y lo concerniente a los niños. Se dice que quien nace en Aj puede ser “SACERDOTE”. (María Santísima, hogar, niños o sacerdocio)


Significado Clave: La integridad de la fe.

Se invoca en ceremonias para la:

Protección del hogar y de los niños/ tipo San Antonio
Abundancia de los animales/ tipo San Francisco
El buen tiempo/ tipo San Isidro
Rendimiento de los sagrados alimentos
Protección de la producción agrícola y buenas cosechas/ San Isidro
Retirar a los malos espíritus del hogar
Para cortar autoridades, tanto materiales como espirituales y calmar líos entre familias. (lo que vendría siendo según un amigo un conciliador)
Para pedir que una persona cumpla sus deberes en el hogar (léase entrecomillas obsesivo compulsivo)
Para retirar a un amante (no hago enfrascados que conste)

Se encuentra: En el ojo derecho (es con el que miro mejor)

Lo positivo

Autoridad
Inteligente
Estricto
Es respetado por sus amigos
Principios sólidos en el terreno moral y ético.
Atraído por la religión o los estudios filosóficos y teológicos.
Trabajador
bromista


Lo negativo

Regaña
Celoso
Nervioso (JA!)
Expuesto a discutir y juzgar
Hace lo que le plazca (desde chiquita)
Extremista, no es de moderación (bordeline que le dicen)
Variable (y eso que soy Libra)
Sufre con frecuencia, se enferma en la niñez
Una vida variable, de dolor, tristeza y alegría.

La próxima fase es una chilqueada y/o una destapada de chacras en San Marcos La Laguna.


7 comentarios:

Nicté dijo...

te faltó decir: sarcástica, y muy irrespetuosa.
no hace falta burlarse para decir que no se cree.
a mi me valen los santos, pero no los estoy usando de escudo para sentirme "cool".

Chicaborges dijo...

Este post en particular no tiene ninguna intención sarcástica ni irrespetuosa para ninguna tradición religiosa o espiritual. En todo si tiene sarcasmo hacia mi misma y lo que parece ser mi condicionamiento desde diferentes ópticas. Lo siento si puede ofender tu espiritualidad o la de alguien más.

Juan Pablo Dardón dijo...

Pues a mí, sí me gustó. Creo que el mundo de las ideas, como es el espiritual, está allí para ser usado. Y si eso deviene en un conocimiento propio pues que así sea. Juzgarlo es inútil, como no se juzga al creyente de los santos, o los chakras. En fin, a mí también me gusta verme (o buscarme) en diferentes tendencias espirituales. Saludos entonces Chicaborges.

Julio Serrano dijo...

Bien Lorex, fijo, esas coincidencias entre lo que posiblemente puede ser uno y lo que raelmente es lo dejan a uno boquiabierto, total que nuestra sociedad híbrida y esquizoide nos provee de herramientas como la magia, la religión, la poesía, esas cosas en las que cada vez menos gente cree, son como las pastillas de la matrix, pero tienen tanto sentido... un abrazote lorex!

J M dijo...

Hola. Me gusta tu blog. Así he podido conocerte un poquito, aun así de lejos. Saludos,

Jessica Masaya

Moniquita dijo...

jajaja Sarcástica e irrespetuosa VOS!!! jajajajaja A mí ese tema me encanta y aunque a veces me "regañan" mis amistades cristianas, igual me gusta leer y aprender porque además, las coincidencias son INCREÍBLES aunque uno se quiera convencer que son charadas!!! :o)

Un abrazo mi irrespetuosa y sarcástica amiga!!! :o) M

Chicaborges dijo...

JP, Julito y Titi, realmente es interesante verse desde tantas espejos y encontrar respuestas o crearse más dudas en la búsqueda.

Jesica, gracias por visitarme! Acabo de comprar un ejemplar de la redición de Diosas Decadentes!! me encantó. El cuento que le da el nombre es fantástico. Espero verte en la Filgua un día de estos pa que me lo autografíes y platiquemos. L.