jueves, 10 de julio de 2008

Matando el tiempo


Qué imagen... matar el tiempo. ¿Lo matamos por qué no sabemos qué hacer con el? ¿o por qué nos aflige, nos molesta, estamos aburridos de hacer lo que estamos haciendo? ¿Nos sobra al punto de querer "matarlo"?
A mi me cuesta horrores relajarme y en cuanto me lo dicen más tensa me pongo. El tiempo no me sobra (según yo) y ando con mi reloj al pecho como el conejo de Alicia corriendo. Llego a un sitio y ya me pican los pies por marcharme (ansiedad dicen algunos) y siempre digo que el encanto se me acaba rápido así que prefiero irme antes de que eso suceda (complejo de cenicienta incluyendo zapatillas). No logro quedarme quieta es como si la vida me corriera.

Hoy fui a la zona uno a una reunión y no quería volver al trabajo (a workaholic se la pararía el pelo). Caminé y vi la expo de la bienal en la casa Ibarguen y en en Correos. La muestra que más me gustó se llamaba "sobreviviente" era torso hecho de resina de color rosado transparente. Tenía un seno cercenado y algo que parecía una enfermedad expandiéndose por dentro. Hay cosas que no logré agarrarles el sabor ni movieron nada en mí.

En fin decidí matar el tiempo caminar y caminar, ver vitrinas, probarme zapatos y sombreros en una paca. Por último terminé en él cafetalito con un inmenso trozo de quesadilla que aún me tiene mareada y un capuchino "suave" y sin canela. No sé porque tooodos insisten en encanelar el café. En mi bolso tenía el Popol vuh (que no me apetecía leer), mi libreta de primeros auxilios y me di cuenta que tampoco quería escribir. ¿Porqué tengo que estar siempre ocupada? Pues tomé un periódico y me puse a pasar las hojas en espera que alguien me rescatara del tedio.


De pronto me puse a ver a los demás comensales y a la gente en la calle. Me había sentado en una pequeña barra frente a un ventanal y tenía una gran visión de lo que sucedía en el exterior. Como buena mente desocupada me puse a pensar en qué la mayoría estaba desperdiciando el tiempo. Me era difícil pensar que a esa hora de la mañana alguien estuviera paseando por las calles. Estaba realmente concurrido. Habían señores que ni siquiera se miraban arreglados para trabajar, señoras que posiblemente llevaban horas sentadas riéndose a carcajada limpia, inclusive gente en traje deportivo corriendo!!! De pronto me di cuenta que yo tampoco estaba haciendo nada. Y lo primero que se me vino a la mente era el dicho ese sobre el tiempo y los santos "el tiempo perdido hasta los santos lo lloran" y me levanté. Cuando iba de prisa al coche para regresar a la oficina sonreí. Debo confesar que me gustó estar matando el tiempo...tal vez sea hora de hacerlo de cuando en cuando y sobre todo sin cargo de conciencia.


Al final qué es el tiempo sino la distancia entre un punto y otro. A manera de comercial Keep Walking... and sometimes just breath and enjoy the scenery.

6 comentarios:

Guillermo dijo...

Matar el tiempo... siempre me ha intrigado esa expresión.

Vanessa Núñez Handal dijo...

Matar el tiempo es matar el espacio en el cual se puede pensar en la muerte. Sí, suena muy trágico, pero es que en el fondo la idea es no quedarse nunca solo, tener siempre algo que suene en nuestra cabeza, como la música, la TV, para no tener que pensar en eso. Y si te das cuenta, los métodos para matar el tiempo de antes eran más fregados, porque la sarta de cosas que uno pensaría mientras bordaba, cocinaba, etc.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Chicaborges dijo...

Empezando por el final.

Anónimo: dos cosas aprendí en la vida: no hay amargura sólo filosofía y la segunda no ser basurero de nadie. Así que disculpas por borrarte.

Vanessa: una amiga muy querida dice que si se detiene a pensar se chusema asi que siempre esta haciendo algo... creo que es definitivamente un mecanismo de defensa esto de matar el tiempo.

Guillermo: gracias por la visita. Es una expresión con muchas lecturas.

La Filistea dijo...

La imagen que pusiste está muy buena Lorena.
Yo mato el tiempo con cualquier cosa, hablando sola es mi carta bajo la manga, dice mi esposo que un día me va a grabar y va subir a youtube el video porque doy tremendos discursos..
Nos has pensando hacerlo? :=)