viernes, 2 de mayo de 2008

Noche 1


Princesa Persa...


Erase una vez una princesa que soñaba con ser concubina.

Cuando Rey de un país muy cercano

anuncio en la plaza mayor que abriría el concurso para

su nuevo grupo de esposas

la princesa decidió no enviar su solicitud

guardó trajes, guantes y corona.

A pesar de los ruegos de su madre

La Princesa se negó.

Concubina si esposa no.

Las esposas tiene hijos y obligaciones

Las concubinas techo, trajes, joyas, alimento y relaciones.

Estaba decidido

esperaría paciente

a cualquier Rey
Casado o cansado


2 comentarios:

La Filistea dijo...

Pa'su mecha!.
Es difícil no querer ser la esposa de un Rey, pero viéndolo desde este punto de vista.No pues, sí, tiene algo de razón.

:)
Saludos Lore!

Chicaborges dijo...

Esta princesita quería salirse de los cuentos de hadas...pero lo suyo le costó.