lunes, 5 de mayo de 2008

Midnight


La princesa persa tenía tres nombres. Sche por su madre (tradicional esn su familia por más de 6 generaciones), Here por su abuela (que quería decir cuenta historias) y Zade que era el nombre de la amante favorita su padre.


Para que no se prestara a confusiones entre su madre y su abuela decidieron llamarla por su tercer nombre ZADE...Ella supo tiempo después que en Europa existió un Marqués...con un nombre similar. A ella le llamó mucho la atención que a ambos les gustara tanto los secretos del tocador.


A Zade le gustaba mucho su nombre. No conocía a mujer más feliz en el palacio que a su predecesora. Siempre fue la más amada y la más deseada. Al igual que ella.


Desde niña se había sentido fascinada por las ventanas, contar estrellas, robarlas algunas veces y observar la luna. No dejaba de maravillarle el hecho que cambiara día a día. Allí tras las ventanas de palacio vio amaneceres, atardeceres y uno que otro chaparrón. En aquel país poco llovía. El cielo parecía nunca estar triste. Llovía únicamente para enriquecer la tierra, lo justo. Ni una gota más ni una gota menos. En aquel pequeño paraíso creció la princesa que le gustaba contar historias.






2 comentarios:

Julio Serrano dijo...

Tell me more, tell me more,
Was it love at first sight?
Tell me more, tell me more,
Did she put up a fight?

jaja, vamos cherecita, siguenos entreteniendo!!

Chicaborges dijo...

Zade está en reposo por sobredosis de azúcar. Pero pronto estará en acción reloaded!