miércoles, 17 de septiembre de 2008

La timidez duele



Según Wikipedia...la timidez es uno de los estados más complicados que afecta el universo de las relaciones personales en su normalidad. Se le considera una pauta comportamental limitadora del desenvolvimiento social de quienes la experimentan, en las diversas áreas de su realidad cotidiana


Nosotros, los tímidos, generalmente caminamos con las manos entre los bolsillos para que no se note el temblor, despacio, con cautela, sin hacer nada que atraiga la atención hacia nosotros. Caminamos un tanto encorvados por el peso de este poca virtuosa característica. Nos duele el cuerpo al finalizar el día porque hasta el más inusual músculo se ha tensado. En la soledad nos volvemos luminosos por que los nervios de tanta descarga han perdido gelatina y como en un corto circuito lanzan chispas.


Al entrar a un salón lleno de gente respiramos hondo y rogamos porque nuestro rostro no se tiña de de tinto o de amarillo. No sacamos de los bolsillos las manos y nos colgamos una sonrsita nerviosa en el rostro.


En general la pasamos mal por que tenemos que fingir sociales y nos sentimos mal por fracasar en nuestro intento. Encima piensan que somos bobos, antipáticos y hasta orgullosos; por qué tartamudeamos, no vemos a los ojos o desviamos la mirada.


La timidez no se va con la edad, de niña fui terriblemente vergonzosa, en la adolescencia todo esta permitido así que casi no se nota pero allí está y ahora, toda un adulto sigo sintiendo el corazón en la boca cada vez que me enfrento a un grupo. Más de tres personas aumentan exponencialmente mi incomodidad.

La timidez esta casi siempre conmigo, son pocas las ocasiones en la que me deja de doler. Lo he notado en ciertas ocasiones cuando leo, cuando viajo, cuando me encuentro rodeado de extraños o conocidos que no me invaden o intimidan. Pero son contadas las ocasiones en la que tiro la carga sin precipitarme con ella.

Así que si no interactúo, me subo a una mesa y bailo o simplemente digo en voz alta lo que pienso, no es por boba, ni antisocial u orgullosa es por timidez. Pero si me dan tiempo, si tiene el tino de esperar llego a ser hasta simpática...

6 comentarios:

Julio Serrano dijo...

muuuuuuuuuuuy simpática lore, pero no se me sonroje pué!!!!

pos sí, sos tímida, pero tenés buenas compañías para no andar tensa todo el tiempo ;)

abrazote

Juan Pablo Dardón dijo...

Tu eres muy simpática Lore, de eso no hay duda! Yo también soy tímido, por lo tanto, te comprendo. Un abrazo para esconder lo rojo de la cara, jaja!

Vanessa Núñez Handal dijo...

ahhhhhhh pero no te creás, yo digo que todos somos tímidos en el fondo, lo que pasa es que hay diferentes formas de disimularlo. C

Chicaborges dijo...

Gracias Julito, JP y Vanessa por el voto de confianza..qué bueno que tooodos somos tímidos. Jaja.

Alfonso dijo...

Me solidarizo con el gremio de la tímidez y comparto la opinión, aunque no te conozco mucho, de que eres una chica muy simpática :) (si el jp es tímido yo soy autista :P)

Charlotte dijo...

La timidez puede conmigo en muchas ocasiones, he llegado a tener problemas de verdad. La timidez duele, y vaya si duele. Puede destrozar hasta relaciones.

Un saludo.