lunes, 4 de agosto de 2008

Dejar ir


En silencio o en medio de clarines

como quieras

lentamente como cuando la luna se esta llenando

o intempestivamente como la luz del día en el invierno

en medio de olas saladas saliendo por los ojos

o burbujeantes sonrisas filtrándose por los labios

Con chispas o centellas

azul de tristeza, rojo de pasión o violeta de adiós

como quieras

furtivamente o en pleno día

por los surcos de la tierra

entre los suspiros del aire

o por las conchas del mar

como quieras




En Navarra, a las faldas del Monte Perdón

hay un pequeño poblado

llamado Adiós

Sus pobladores se llaman adiostarras

son los habitantes de la tierra del adiós,

del hasta luego y el vaya con Dios

salen de sus casas a desearle buenaventuranza

al viajero que recorre el Camino de Santiago.

mientras me alejaba del poblado

fui dejando piedras

en señal de olvido y perdón
desde entoces camino más ligera




2 comentarios:

Duff Man dijo...

Ya presentía yo que tu andar era distinto... ;)

Arbolario dijo...

Hola otra vez, Lorena. Muchas gracias por tu correo. Hasta pronto.

Salvador.