lunes, 31 de diciembre de 2007

Yo no olvido el año viejo


Por que realmente me ha dejado cosas muy buenas. Buenos libros, buenos cuentos, buenos cuates, sobrinos, por fin un trabajo bien remunerado, viajes, salud, importantísimo amor y más de un alguito.

Para los que están lejos abrazos y besos ciberespaciales, para los que están por estas tierras espero dárselos personalmente.


El 2008 pinta bien, más planes y más días para crear y que compartir.


Y en el reloj de antaño como de año en año...cinco minutos más para la cuenta atrás.
Hacemos el balance de lo bueno y malo...cinco minutos antes de la cuenta atrás.

2 comentarios:

GabRiEl WoLTke dijo...

salutaris pues y feliz año
que aun quedan muchos churros

Duff Man dijo...

Un mega saludo Lorena. El 2007 nos presentó, se la echó buena, eh.