viernes, 28 de septiembre de 2007

Sylvia Plath...

Siempre he sentido una extraña fascinación no sólo por su obra sino también por su vida. Hace unos días mientras nos tomábamos un "café" una amiga me preguntó ¿qué te gusta de ella? Sabiendo a qué se refería dije que se suicidó. La respuesta fue un tanto burda porque ella y su obra es mucho más que el morbo en general de su suicidio. Hubiera podido decir talvez que su sentido de fatalidad, o bien que me siento identificada con muchos aspectos de su vida y su obra literaria. Sólo sé que cuando la leo me estremezco, sus versos se quedan repiqueteando y puedo sentir el impacto de sus palabras en mí una y otra vez sin dejar de maravillarme. Ella es sentir al máximo ser devorada por los sentimientos, elevada y luego estrellada en la nada. Es la plenitud y el vacío. Es un agujero negro terriblemente insinuante y atractivo. Ella junto a Alejandra Pizarnik y Anne Sexton constituyen una aplanadora de sensaciones, vidas vertiginosas, desasosiego, locura, angustia llevada a la máxima expresión y por su puesto desencadenado en suicidio. Los invito a leer un poema de Fran Ruiz Udiel un querido amigo y poeta nicaragüense: Cada cuatro años nace una poeta suicida


Y acá fragmentos de uno de mis poemas favoritos






I have done it again.

One year in every ten

I manage it----

A sort of walking miracle, my skin

Bright as a Nazi lampshade,

My right foot

A paperweight,

My face a featureless, fine Jew linen.


And I a smiling woman.

I am only thirty.

And like the cat I have nine times to die.

This is Number Three.

What a trash

To annihilate each decade.


Do not think I underestimate your great concern.

Ash, ash ---

You poke and stir.

Flesh, bone, there is nothing there----

A cake of soap, A wedding ring, A gold filling.

Herr God, Herr Lucifer Beware Beware. out of the ash

I rise with my red hair

And I eat men like air.

2 comentarios:

Leon dijo...

"Your big fat black heart"... una línea inolvidable de esta autora que conocí por la pelí, The Bell Jar (Larry Peerce, 1979) con Marilyn Hassett, basada en su autobio. Para 2008 está programado un remake con Julia Stiles. Su caso aparece documentado en el estudio sobre el suicidio, El Dios Salvaje. Lamentablemente, ella fue como un role-model, una especie de Ariadna, o anti-Ariadna, más bien, que me llevó a conocer las entrañas de los laberintos de las pulsiones suicidas.

Chicaborges dijo...

Me muero por ver esa película!! pero la original, Julia Stiles no me gusta mucho que digamos. Viste la de Sylvia con Gwyneth Paltrow es interesante...Sylvia te eleva para dejarte caer, es un hoyo negro que te atrae. Un infierno como el de DOOM mi juego favorito de todos los tiempos.