martes, 11 de noviembre de 2008

Jerónimo Lancerio y William Orbaugh en la Academia

Ayer esperaba que dieran las 9 para ver el noticiero del canal 39. Me fui a lavar los dientes y cuando regresé había una nota de La Academia (qué pensaría Platón al ver la versión 2008), pensé que aún no terminaba el desesperante recuento del show. Para mi sorpresa frente a los estudiantes vi un hombre esbelto con una sonrisa inigualable: el Señor Orbaugh, nuestro flamante director para las artes repartía al estilo edecán el Códice de Madrid. A su par en un perfil más bajo vestido con un saco negro y el cuello de tela típica, el Ministro de Cultura, extendiendo un huipil de Cobán a FABIOLA.
No se podía escuchar lo que hablaban entre ellos por que la voz del conductor relataba eventos que no tenían nada que ver con las imagenes, de pronto empieza a tocar el fondo de la iniciativa de ley que afecta al Canal Maya.
Parafraseando: Fabiola se sintió muy molesta por la noticia de la posible desaparición del Canal Maya y así se lo hizo saber al Señor Ministro. En Gautemala se prepara una ley que antenta contra la libertad de expresión, y le impede a un pueblo marginado y oprimido una vía de comunicación. Luego salía Fabiola diciéndole: me molesté mucho, me molesté mucho cuando supe que... no se escuchaba... y luego decía que el canal maya...
El conductor dio un discurso de 5 minutos acerca del tema. Opinaba sin fundamento pero con autoridad. Parecía un discurso de una marcha o de un mitin político y lo hizo en un canal que se transmite a no sé en cuántos países en un programa que ven millones de personas. Hoy por hoy los que escucharon tiene una versión trágica y distorsionada de lo que esta sucediendo con esa ley. Mientras el conductor despotricaba de fondo el Grupo Aj haciendo sonar sus tortugas, pitos y chirimillas.
Fue una situación totalmente bizarra e inapropiada. Aún no entiendo que hacia el Ministro de Cultura y el Director para las Artes repartiendo souvenirs y discutiendo con una niña de 16 años una iniciativa de ley o prometiendo que haría lo posible para que el pueblo maya no se quedara sin su canal de comunicación.
Aún peor que a nivel Gobierno se permitiera que en un programa dominical mexicano de entretenimiento (no un noticiero, programa de debate o de temas políticos) se hicera un "spot" publicitario sobre el tema en el que se pedía que no acallaran la voz del pueblo oprimir y el papel de las autoridades incluyendo el presidente en proteger y luchar por este segemento de la población.
Próximamente vermeos a estos dos personajes más del "Comander in chief", sonriendo, con un número de teléfono en la parte baja de la imagen para apoyarlos y que no salgan de sus carteras.
En resumen fue un mal concierto: mal discurso, mala imagen, cero estrategia, coordinación aunque ambos vestían impecablemente y no olvidaron sonreír.
En la nota de Siglo XXI se menciona la visita del Ministro aunque desde otra perspectiva. Es una lástima que no pueda mostrarles una foto de El Señor Ministro y el Señor Director dentro de la Casa de la Academia.

3 comentarios:

Denise Phé-Funchal dijo...

No hombre, qué mal, qué maaaaaal, si eso es cultura!! la pucha mano! increíble todo es un circo para la mara... ni que la chavita fuera a hacer que cambie la ley! eso sólo carlos peña y si estuviéramos aún con Berger, qué mal, qué mal.... ahh paisito de.....

Vanessa Núñez Handal dijo...

Hijole, lo que son capaces de hacer por el rating... y que la mara se preste, todavía peor.

Duff Man dijo...

Pareciera un episodio de "The Twilight Zone". Fucking weird, de veras.