sábado, 8 de marzo de 2008

Matilisguate


Tendría unos cinco años cuando papá compró un terrenito, fue amor a primera vista. Él siempre le tuvo gran amor a la tierra, a la vida que generaba, al trabajo que realizaba en ella. Nosotros también aprendimos a amar y respetar la tierra, seguimos sintiendo placer en tener el suelo entre nuestras manos y cada vez que algo germina lo celebramos.

En el terreno abundan los matlisguates. De pequeña ni si quiera podía pronunciar el nombre. Pero me encantaban y me apropié de aquel sitio. Más tarde en casa de cariño llegaron a decirme así Matilisguate. Estos árboles se convirtieron en parte importante de mi vida, sus flores, su sombra, su madera. Es allí en la imagen de aquel frondoso árbol me refugio y encuentro la paz que necesito.

En marzo y abril florecen y año tras año no dejo de asombrarme de la gama de rosados que pueden generar sus flores. Son simplemente bellas, discretas, sencillas,fugaces.

Cuando mi padre murió no los podía ver sin que me llenara de dolor o llanto. Simplemente era una tortura y dejé deje de ir a l terreno y me propuse ignorarlos. Hasta que alguien que me quiso mucho construyó una cama alta, muy alta con su madera. Todas los días veo sus vetas y siento la calidez de la madera. En mi cama alta nunca hay un mal sueño.

El tiempo ha pasado y he seguido albergando recuerdos, sensaciones y emociones en las raíces, ramas, troncos y flores de estos sorprendentes árboles. Los siento todos míos. Así que cuando vean uno por allí ...recuérdese que ya tienen dueña.

4 comentarios:

Julio Serrano dijo...

Aguas con los chuminos veraniegos, ellos eran dueños ya de los matilisguates jeje, bien lorenita, puro feeling, "mi aaaárbol y yoooo..."
abrazo

Vanessa Núñez Handal dijo...

jajaja, este julio no respeta el sentir ajenooooooooo, jajaja

esto se ata con uno de los cuentos de tu primer libro, creo que es el 1o si no me equivoco, verdad?

Chicaborges dijo...

Julito son tooodos míos!! Los patenté.

Vane, es justo eso Mi Cama Alta... pero hay te recordás no hay nada autobiográfico todo ficción.

Duff Man dijo...

Debes crear tu propio sello/logo "matilisguato" para invadir los campos y las ciudades, y que la gente sepa de tu conexión con ellos. Qué te parece?