jueves, 2 de julio de 2009

julio no me deja


julio con minúscula de mes

sin pacto con la lluvia

la más tenue brisa penetra

humedece sin ternura

mi rostro

y reposa en mis manos de dedos extendidos
señalando sin tregua el cielo.


julio de memoria oxidada

el recuerdo de
la calle próxima y vedada

el espejo redondo y exacto que me vio por última vez

de libros inconclusos

de lecturas con siete velas


julio desgastante

anunciando 7 años más

de ausencia incesante

carmín el recuerdo

carmín los labios apretados



gris la ceguera


(no pude poner créditos en la foto)

2 comentarios:

alejandro marré dijo...

que buena poema Lorena, me gustó mucho... Saludos!!!

Claudia Navas Dangel dijo...

igual a mi, un abrazo